lunes, 16 de mayo de 2011

Solos

Ayer no terminaba de creer en todo esto. Me dormí pensando en que Brau se daría una caminata, como estos días atrás, y que no pasaría nada.

Pero todavía no ha vuelto. Se fueron él y Franco esta mañana. Abrí los ojos con la idea de impedirles salir, pero ya se habían ido. Es muy raro que no me haya despertado.

Franco se ha llevado la escopeta, pero no se han oído disparos por el valle en todo el día.

Escribo para quitarme los nervios. Hemos llamado a la policía, pero todo el rato está comunicando. La radio dice que han habido varias desapariciones. Ya se pone el sol. Dentro de muy poco iré yo misma al cuartel. Le dejaré a Hidalgo mi propia escopeta.

Hemos notado moverse por los alrededores a varios animales grandes. Jabalíes, espero. No hemos visto nada. Deseadnos suerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.