martes, 19 de abril de 2011

Soy Adela ¿álguien puede ayudarme?

Hola, soy Adela. No se muy bien cómo funciona esto, una vecina me ha ayudado a poner entradas, pero hay muchas más cosas.

Brau ha tenido un accidente, ahora está en la cama y le han aconsejado que no haga nada porque sufre de ansiedad. Mi vecina tampoco es que sepa mucho, hemos dado muchas vueltas, hasta que hemos visto que el cuadradito donde tenía la contraseña, si poníamos su nombre aparecían unos circulitos, bueno que he conseguido entrar aquí. A ver si sale. Hace unos días que está muy nervioso y ha escrito cosas muy raras. Me ha pedido algo sobre un tal Higinio o Hidalgo Cinis, pero no he entendido nada ¿Alguien puede ayudarme?

15 comentarios:

  1. Ostras. Hola, Adela, ya lamento lo ocurrido a Brau. Espero que no sea por el diazepam que le aconsejé, para el insomnio...

    Sé que hidalgocinis le dejó un mensaje al menos, en la entrada anterior. No sé yo si podrá ayudaros, está en silla de ruedas y que yo sepa no es su problema más grave, pero no se quiere medicar.

    Pero, por si sirve, tiene un blog, http://estatuasdeceniza.blogspot.com/

    Si necesitas cualquier cosa, Adela, dime. Estaré encantada de echar una mano.

    ResponderEliminar
  2. Estimada señorita Adela.
    Yo soy Hidalgo Cinis. Antes que otra cosa quiero expresarle mi pesar por el accidente. Estoy muy interesado en conocer el estado de salud de Brau y espero que se reponga con rapidez.
    Ha demostrado usted una presencia de ánimo propia de una compañera fiel al seguir la petición de Brau. Si ahora mismo él no puede comunicarse, será mejor que no le alteren con mis diálogos, porque el tema del que hablábamos no es cosa tranquila.
    Señorita Adela, en el día de hoy lamento decir que he tenido la sensación de que Brau se encontraba en peligro, pero no ha sido algo concreto y no me he atrevido a reaccionar. No volveré a cometer el mismo error.
    Señorita Adela, por favor, no se asuste por lo que voy a decirle y perdóneme por hacerlo en público, ya que no tengo otro modo.
    Ahora estoy más seguro que nunca de que no tengo que estar calladito nunca más, y espero que me creo si le digo que escribo estas lineas con lagrimitas en los ojos.
    Señorita Adela, duerma esta noche junto a Brau. Si usted no está con él, despierta, morirá en la noche ahogándose en su propia sangre.
    Espero me perdone por alarmarla.
    Hidalgo Cinis.

    ResponderEliminar
  3. Estimada señorita Adela.
    Lamento mucho oír el trágico lance que ha padecido Brau. Atendiendo a su reclamo demuestra usted la fuerza de carácter de una buena compañera.
    Señorita Adela, espero que no se asuste por lo que lo voy a decir y espero que, por favor, me haga caso.
    Duranto todo el día he tenido presente a Brau, convencido de que algún peligro le acechaba, pero no me atreví a hacer nada. Eso no volverá a suceder.
    Señorita Adela no deje a Brau solo esta noche en el hospital o morirá ahogado por su propia sangre.
    Esté junto a él y procure no dormir, se lo ruego.
    Por favor, no me odie y tenga en cuenta mis palabras.
    Si usted está ahí, nada malo le va a suceder.
    Perdóname por dirigirme en público de esta manera y créame si le digo que lo hago con lágrimas en los ojos, porque pienso que quizá usted no me crea.
    Hidalgo Cinis.

    ResponderEliminar
  4. Pero tú no estás más zumbado, hidalgo? Deja de hacer el idiota y de decir tonterías, que no tienes ni puta gracia.

    ResponderEliminar
  5. Haz el favor de no volver a hablarle así, Raúl. Él se comporta en todo momento con el mayor respeto y la mayor educación, aunque esté enfermo.

    Y tú, Cinis, hombre, no digas esas cosas, que la gente se asusta y con razón. De verdad, tómate tus pastillas.

    ResponderEliminar
  6. Lo que yo decía, zumbado: es que no habéis visto su blog?

    ResponderEliminar
  7. Enfermo.Un respeto. Que elegir qué palabra se usa, define a quien la pronuncia.

    He visto su blog, sí. Está ENFERMO. Y además, escribe de puta madre. Algo podríamos aprender todos de él. Tú incluido.

    ResponderEliminar
  8. Vale, vale, que a mí ni me va ni me viene… Allá cada cual con lo que lee, lo que escribe y sobre todo lo que se cree.

    ResponderEliminar
  9. Exactamente. Mira, el caso de Santiago de Cos. A gente de esa, a la Lucía Siempreviva y todos esos cantamañanas sacaperras de turno, aprovechados de las penas y las ilusiones ajenas, se les puede echar en cara muchas cosas. Pero, hombre, a quien no rula...

    Vamos a dejarlo, sí.

    ResponderEliminar
  10. Estimada señorita Goyri.
    Creo que es muy posible que el hecho de que usted se dirija a mí con tanta frecuencia y preocupación ha podido povocar que piense en usted a un nivel no consciente.
    Anoche, en el duermevela de un despertar no deseado, con los ojos pegados todavía, me puse a escribir en la libreta un mensaje que creo que es para usted.
    Escribí esto:
    "no he matado ningún animal pero a mi corazón se trataba de mi familia me metieron en un tren mi familia a salvo de su poder no he matado ningún animal en un tren a parís en un tren a rusia en un tren a irlanda en un tren a la cárcel en un tren a la casa roja y húmeda de belfast en un autobús a mi amor pero sí he matado a mi corazón espero que esté bien espero que esté bien espero que mi hermano la cuide mucho".
    Espero que le sirva a usted de ayuda en su llamado. He podido sentir su pena. No tenga pena.
    Él está vivo y un día se encontraran, pero en mitad de un círculo de fuego.
    Hidalgo Cinis.

    ResponderEliminar
  11. Señorita Adela, estoy realmente preocupado.
    ¿Se encuenta bien Brau?

    ResponderEliminar
  12. hidalgocinis, tu mensaje me ha dejado estupefacta. He esperado un tiempo para contestarte y decirte muy en serio: ¿quién eres? ¿me conoces de algo?

    Te he estado defendiendo, me parece de muy mal gusto que te burles de mí de una forma tan cruel. Por favor, si es una broma, dilo ya.

    ResponderEliminar
  13. Señorita Goyri. Lamento haberla molestado, pero le tengo que repetir. Su amor está vivo y se encontrará con usted en un círculo de fuego.
    Él está preparado para lo que se viene y se comportará como un héroe.

    ResponderEliminar
  14. Lo que yo decía, Rebeca… En fin, pilarín. Siento haberme metido en casa ajena.

    ResponderEliminar
  15. No sé qué pensar. Casi me había convencido de que, al fin y al cabo, va siempre a rebufo de las noticias, y que con otras daría por casualidad. Pero lo de Brau que veo, de la sangre, que cuenta Adela...

    Tiene que haber alguna explicación lógica. A eso juegan los adivinos, a hacerte creer que es posible. Tú estás enfermo. Quizá estés relacionado con el hospital en el que ha estado Brau, y le han informado y pudo suponer algún efecto. Y has leído mis cosas en mi blog. Y hablas de los videntes después del suicidio de Santiago de Cos.

    Es muy cruel que me diga esas cosas. Ojalá se condene por siempre, si no son ciertas.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.