miércoles, 20 de abril de 2011

Adela otra vez

Hola, estoy en el hospital. Braulio está bien. Gracias por vuestra preocupación. Estoy en el ordenador de un señor muy amable que tiene a su hija aquí ingresada.

Ayer Braulio tenía un ataque de ansiedad, pero nada más. Lo que le pasó es que por la mañana, llegando a su trabajo, un vagabundo que suele estar por ahí se tiró a la carretera justo cuando pasaba él. Prudente me lo trajo a eso del mediodía (ya he leído que Brau le llama así) Estuvo prestando declaración. Afortunadamente hubo testigos y se pudo resolver sin más problemas, pero justo cuando acababan le dio el ataque: el médico me dijo que comenzó a hiperventilar. Las cosas que le dieron no creo que le hicieran bien. Es cosa de su pasado.

Yo ya pensaba que estaba teniendo una recaída de algo que tuvo hace años. Así que, cuando estuvo en casa hice lo que se que le va bien: un buen porro de polen del bueno que tengo por aquí para estas cosas. No, no creáis que consumimos eso habitualmente, es que dado su historial se que es lo mejor. Eso y un masaje especial de los míos. Se quedó más bonito que un san Luis. Lo dejé durmiendo y os puse el mensaje anterior. Lo que pasa es que me fui sin mirar si había comentarios.

Este señor tan amable ya me ha dicho cómo tengo que apagar el ordenador, y cómo funciona esto de la página. Cuando tenga tiempo me pienso hacer un usuario, para poder hablar yo misma.

Bueno, que apagué el ordenador y me fui a la cama sin leer más. A eso de las 11 de la noche, Troco, nuestro perro se puso a ladrar y a llorar como un loco y me despertó. Braulio respiraba mal. El perro se había subido a la cama y le estaba lamiendo la cara. Puede ver que había sangre.

Menos mal que hace años hice uno de esos cursillos que da la cruz roja para reanimar a la gente cuando tiene problemas respiratorios. Le hice la maniobra esa que no me acuerdo cómo se llama, era el nombre de un señor alemán o algo así. Luego lo dejé en la postura de seguridad. ¿Veis? este señor tan majo me acaba de enseñar a poner un enlace. Os aconsejo saber estas cosas, pueden salvar vidas.


         

                


                          

                                     



Luego llamé a urgencias, a la media hora o así vino una ambulancia y hasta ahora han estado haciéndole pruebas. He dejado a mi vecina con el perro. La verdad es que antes le tenía un poco de manía, pero ahora que ha salvado la vida de mi Braulio lo prefiero a muchas de las personas que conozco, la verdad.

Ahora leo que el señor Cinis sabía algo de esto, me gustaría mucho saber cómo ha sido posible, porque estoy muy preocupada.

Señor Raúl, sea más educado, que no cuesta nada, porfavor, eso no quiere decir que no pueda comentar lo que quiera, claro. Muchas gracias por vuestro interés. A Brau y a mi no nos importa que comenten lo que sea aquí, que ya me ha dicho que es público. Aunque Prudente si que le ha explicado unas cuantas cosas sobre decir nada de los cuerpos de seguridad del estado, jajajaja, pero como son amigos ya se arreglarán solos.

Un abrazo, Adela.

3 comentarios:

  1. Señorita Adela.
    Muchas gracias por tenernos informados. Salude a Brau de mi parte.
    Apunte sus sueños. Es posible que hay pensado o visto cosas durante tan delicado trance.
    No las desprecien.
    Apúntenlas y, si ven a bien, compartanlas.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que esté mejor, Adela. Y gracias por la info de primeros auxilios.

    ResponderEliminar
  3. Adela: vengo a devolverte la visita. Muy claros los dibujitos de primeros auxilios.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.