martes, 26 de abril de 2011

Adaptándonos a esto.


Bueno, esto es precioso, ya lo he dicho ¿no? Ese de ahí es Brau, desoyendo los consejos del médico y dando un paseo en bici. No pudo mucho más, al rato subía echando el bofe con la bici en la mano.

De todas maneras mañana tenemos consulta, a ver qué le dicen. Supongo que más radiografías. Hoy hemos estado arreglando los papeles.

La casa es preciosa. Brau, hasta que no se haga con el entorno, no estará tranquilo como para ponerse a escribir. Me preocupa que no duerma bien. Después de explorar toda la casa (hasta que no reconoce todo, no está tranquilo) ya puede tomarse sus ratitos. Tiene algún libro. Se ha hecho con una tableta de pintar (de ordenador) y dibuja mucho. A veces los veo a los dos, a Hidalgo y a Brau solos, en silencio. Han dejado lo que estén haciendo y parece que sueñan despiertos.

Troco, que se supone que debería ser el más feliz, en cuanto llegó, metió el rabo entre las piernas y se buscó un rincón para quedarse. Supongo que se le pasará pronto. De momento anda bien por la casa y por los alrededores, pero de noche ladra mucho. No se, hay algo raro en el perro.

Pronto más noticias. A ver si Brau se reposa y ya puede escribir algo. O colgar uno de sus dibujos. Tengo curiosidad, no me los quiere dejar ver.

Besitos.


1 comentario:

Se ha producido un error en este gadget.