viernes, 25 de noviembre de 2011

En camino.

 
Nos hemos puesto en camino.

La verdad, escribo esto porque leí los blogs por encima del hombro de Edouard, un buen día, y pensé que quedaría mal que no me despidiera.

Escribí en este Blog porque me lo pidió Braulio. No es mi costumbre contar por ahí lo que hago, pero entendí que era un asunto de comunicación entre nosotros y que había que seguir. Ahora solo aspiro a sobrevivir, y a conseguir que Edouard se quite la barba, que le hace demasiado viejo. Y a que me dejen tranquila.

Bueno, quizá tenga que poner algo más. Me dice Edouard que muchos zombies se han quedado en pie, libres para vagar. Son aquellos que levantó Pabrich. Edouard está... parece contento, pero pienso que me ha dejado caer esto por algo. Se le ha metido en la cabeza hacer el camino de Santiago, así que, junto con algunos de los Hijos del Caos, estamos en ello. Ahora estamos juntos. Y... ¿sabéis? Voy a ser madre. 

Adiós, compañeros de aventura.

O, mejor dicho, ¡hasta la vista!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se ha producido un error en este gadget.